Hemos enviado la contraseña a su correo electrónico.

Una serie de textos sobre la moda en Ecuador. Distintos personajes hablan sobre cómo sienten y perciben la moda desde sus áreas específicas de trabajo, ofrecen sus opiniones sobre el momento que vive una industria local emergente.

 

La segunda entrega de la serie nace de un conversatorio junto a cinco modelos ecuatorianas con experiencias y propuestas diversas dentro del medio. Ellas hablaron de sus historias y motivaciones, describieron sus dinámicas de trabajo y dieron sus opiniones sobre el momento que vive la moda a nivel local.

 

Una lectura general sobre la moda local

 

Ivana Smolij usa la palabra pubertad para describir el estado de la moda a nivel local. “Siento que estamos en una etapa incómoda, ya nacimos pero no hemos madurado”. La percepción de las otras modelos se alinea a ese concepto, hablan de cambio y crecimiento. Describen un entorno complejo, que se mueve con ritmos lentos pero con pasos cargados de esfuerzos y aprendizaje.

IVANA PERFIL

Perciben una subvaloración de su profesión y la preparción que requiere su trabajo. Hablan de un mercado que se desgasta con la oferta de trabajo gratuito o mal remunerado. “Muchas chicas no quieren una carrera en modelaje, sino la exposición, y no se han preparado. Estudiar no significa solo estar en una agencia, es hacer tus deberes, investigar, educación continua, como en cualquier trabajo. El que haya chicas no preparadas que no cobran, rompe el mercado”, dice Maru Donoso.

 

PERFIL MARU DONOSO

 

Resaltan la necesidad de promover mayor formalidad en los contratos de trabajo, y el valor de la conexión entre modelos al momento de negociar . “Por ejemplo, tenemos un grupo y nos comunicamos para dar precios estándar. Gracias a eso hemos conseguido acuerdos más justos, porque si una dice sí y otra no, se daña todo. Es todas o ninguna”, cuenta Nathaly Quiñonez.

 

PERFIL NATHALY

 

Con una trayectoria más extensa, Maru creó una industria integral dirigida al segmento plus size que le permite posicionarse en la moda desde varios frentes: como agencia y como marca. Por su parte, las modelos de una nueva generación están apostando por vivir exclusivamente del modelaje. Ven una posibilidad que implica mucho esfuerzo y el diseño de sus propios esquemas de trabajo. “Yo puedo vivir como modelo porque me amplié como lifestyler. Voy dos años metiéndole tantas ganas a mi proyecto, y cinco meses teniendo ya una remuneración que me permite vivir”, dice Taya Novoa.

 

TAYA 1

 

Según la experiencia de Nathaly e Ivana, en Guayaquil las principales fuentes de ingreso son los desfiles, las plataformas de moda y el trabajo con marcas locales. Para las modelos de Quito las fotos tienen mayor peso pero, sobre todo, las oportunidades laborales tienen que ver con el diseño individual de su negocio.

ANNA PERFIL

Concuerdan en que las agencias no representan un mediador indispensable. Para Anna Kraft, lo más valioso es cuando el cliente hace el contacto directamente. “Yo sí trabajo con agencias pero también de manera independiente. No creo que existe la modelo de agencia en Ecuador. Es decir, no hay contratos de exclusividad, aunque muchas veces las agencias sí piensan que la tienen”. Agrega que “las redes sociales son una base para el trabajo, por ahí llega mucha gente”.

Aunque las agencias figuran como espacios medulares de formación para algunas modelos, reconocen que las necesidades del medio muchas veces desbordan su oferta. “Yo entiendo que aquí hay escuelas pero esto es un trabajo del día a día porque el medio se va modificando, la moda evoluciona todo el tiempo”, dice Taya.

 

NATHY

 

Hablan de la ventaja de tejer redes con diversos actores en el medio, eso no solo les permite consolidar proyectos laborales sino que ha sido fundamental para su formación en el modelaje. En este sentido, resaltan la presencia de los fotógrafos que han abierto puertas y han acompañado sus procesos de crecimiento.

 

TAYA

 

 

Hay una opinión compartida sobre un entorno rígido en cuanto a ideales de belleza. Según Ivana, “no se celebra la diversidad, a veces tratan de meterme en un molde en el que no quiero entrar”. Nathaly cuenta que “muchos quieren que yo me deje el afro, te quieren poner en el estereotipo”. Maru opina que “no hay interés en ser inclusivos. Celebrar la diversidad también hace que puedas abarcar más mercado porque habrá más gente que puede identificarse contigo. Cuando anulas esa posibilidad, tu mercado se hace más chiquito”.

 

ANNA

 

Comentan que generalmente son las marcas más pequeñas quienes tienen mayor apertura a pagar por el trabajo de modelos, quienes comprenden mejor el valor de esa inversión. Al hablar sobre las colaboraciones donde no existe una remuneración económica, mencionan la importancia de evaluar cuál será el beneficio de ese trabajo. La visibilidad que pueden generar es clave. También existe una apertura a colaborar siempre con fotógrafos que han guiado su trabajo.

 

_MG_1206

 

Nathaly dice que “todas las modelos tienen una historia que contar, todas tuvieron que demostrarle algo al mundo”. En un medio que reconocen complejo, encuentran la oportunidad de materizalizar motivaciones y emociones que han sido clave en sus vidas. Así, se unen a la gente que desde otras áreas encuentra en la moda un escenario de posibilidades.

 

IVANNA FELIZ

 

NOTA DEL EDITOR 

nota editor
REDACCIÓN E INVESTIGACIÓN POR: BERNARDA TROCCOLI

PARA VER LA PRIMERA ENTREGA DE LECTURAS DE MODA JUNTO A PRODUCTORES DALE CLICK AQUÍ