Hemos enviado la contraseña a su correo electrónico.

COLECTIVO ORUGA, INTERCAMBIO MUSICAL Y EXPERIENCIA COLECTIVA

Si nos ponemos a buscar con detenimiento bandas musicales en cualquier país, es muy probable que nos encontramos un tesoro escondido. Una de esas bandas que nos hace cuestionar “¿por qué no la había escuchado antes?”.

En Ecuador, para es un país que guarda mucho de esos tesoros,  es evidente que el crecimiento y calidad de propuestas musicales ha crecido en las últimas tres décadas. Este año en particular cuenta con grandes momentos, a escala internacional, contando con que referentes locales como La Máquina Camaleón, Mateo Kingman y Nicolá Cruz tendrán presencia en festivales como Lollapalooza o el Estereo Picnic. Sin embargo, y a pesar de estos logros todavía quedan pendientes vínculos a escala regional.

“Es importante crear una comunidad a escala regional” dice Cristina Echeverría, una de las fundadoras de Colectivo Oruga, quien junto a músicos como Paola Navarrete y Sebastian Jaramillo se han juntado para generar un intercambio artístico, que permita difundir propuestas ecuatorianas, al interior de la escena alternativa de Latinoamérica.

 

CÓMO LO HACEN

Hasta el momento cuentan con varios proyectos y eventos. Uno de ellos el intercambio musical en el que reúnen proyectos de la región para que puedan vincularse con propuestas locales,

 

Un ejemplo es lo que se realizó Tripulación de Osos que el anterior año realizó una gira loca, por tres ciudades de Ecuador con bandas internacionales, como es el caso de Surfistas de Sistema. La idea es “mostrar nuestra movida como es”, dice Paola Naverrete. Es por esto que parte de la gestión es que la banda internacional que viene es recibida en casas de la banda local. “Nos movilizamos juntos –dice Sebastián Jaramillo- y convivimos durante toda la gira, así se logra también conocer y hacer contactos, vivir cómo funciona la cosa aquí y poder generar una comunidad”.

Captura de pantalla 2016-12-06 a la(s) 11.30.31

El intercambio musical no termina ahí. El Colectivo Oruga se asegura que en cada ciudad a la que van exista una banda de propia de la ciudad como lo han hecho con Cometa Sucre, Polvo, Lolabúm… Y una vez terminada la gira nacional, se realiza la gestión para que la banda ecuatoriana pueda realizar una gira en el país de la banda internacional. Bajo la misma metodología de viajar por varias ciudades de la mano de otra banda del país.

Captura de pantalla 2016-12-06 a la(s) 11.31.17
Este 9, 10 y 11 de febrero en las ciudades de Quito, Guayaquil y Cuenca, respectivamente, realizarán un nuevo intercambio musical. Esta vez Les Petits Bâtards, recibirán a Superlitio de Colombia. Una banda de gran recorrido en su país natal y que además ha contado con reconocimientos y premios internacionales. Cuando les preguntamos sobre este intercambio musical ellos nos dicen que “es muy importante para nosotros relacionarnos con países vecinos al nuestro… además, lo bonito de hacer música y la experiencia en giras es el conocimiento que se va pasando de banda y banda y de generación en generación, con todas las experiencias que se viven”. Eso lo dice Pedro Rovetto uno de los integrantes de Superlitio, una banda que ha compartido escenarios con bandas como Café Tacuba, Molotov, Juanes, The Cure, Illya kuryaki and the valderramas y de quienes aseguran también aprendieron mucho al compartir escenarios.

 

LO QUE SE VIENE

 

El colectivo también tiene planeado en este año un Mercado Musical. Una especie de feria en la que se invitará a bandas y representantes de bandas de la región para poder realizar charlas y conversatorios para el público local. La idea principal es el de poder compartir y aprovechar de experiencias y conocimientos de otras personas que también están trabajando en la región en la misma escena. le-pe1-

Además de la construcción de salas de ensayo que no solo brinden un espacio para las bandas, sino que también generen un espacio colaborativo y de interacción constante ente bandas. Es decir una autogestión colaborativa.