Hemos enviado la contraseña a su correo electrónico.

nurisushi#4 copyTodas las fotos hechas por Lifestyle KIKI.

Quito no deja de sorprendernos, nos encanta poder salir y cada día encontrarnos con personas apasionadas en lo que hacen. Hace unos días, mientras caminamos por la Gonzales Suarez buscando gente con estilo para nuestra sección de streetstyle nos encontramos con un lugar que sin ser alegórico ni llamativamente pretencioso nos hizo voltearnos y cambiar nuestros planes.

Se trataba del Thai Nori, un restaurante especializado en comida Tailandesa que lleva un poco más de dos años en el sector. Sus colores blancos generaban una sensación de paz inmediata mientras que sus olores sin ser invasivos despertaron nuestra curiosidad. Casi como dos niñitas que querían entrar a la cocina y meter los dedos en lo que sea que se esté cocinando… Pero la vergüenza nos gano, fuimos pacientes y aceptamos la invitación libre de formalidades de Paulina Rojas (su propietaria) de sentarnos en una de sus mesas.

Ella nos realizó algunas recomendaciones como el Pad Thai de Pollo hecho a base de fideos de arroz y tamarindo o sopas vegetarianas de verduras, jengibre, fideos de arroz y tamarindo. La elección fue difícil pero al final optamos por sopas vegetarianas y dos opciones distintas de ensaladas. El sabor de frutas como el mango y la manzana mezclados con verduras como la zanahoria o la espinaca con semillas de soya acarameladas es simplemente indescriptible. Lo sentimos, pero no encontramos palabras para poderles explicar.

nori sushi quito

No comprendíamos cómo en un rincón de Quito podíamos encontrar sabores especializados en la cocina Tailandesa. Fue por eso que nos atrevimos a conversar con Paulina de cómo le surgió la idea. Ella como en todo lo que hacía en el local fue muy amable y  nos invitó a tomar un té de jazmín y compartimos un momento muy agradable.

Mientras sonreía y nos preguntaba si el té estaba bien, nos contó como hace más de 20 años con un gusto innato por viajar probó por primera vez comida tailandesa. Sus sabores  fuertes pero no pretenciosos fueron el inicio, al menos mental, de lo que hoy es el Thai Nori. Paulina inició buscando cursos de cocina especializados, y no fue sencillo, pues cuenta que en Ecuador no había nadie que los conociera. Su rostro generaba una emoción única con sus ojos abiertos y una sonrisa que solo se logra con recuerdos cuando conmemora su primer acercamiento con un chef tailandés radicado en el Perú a quién invitó y hospedó en nuestro país hasta aprender gran parte de sus secretos.

Su personalidad inquieta que se evidencia en su modo de estar en todo lo que sucede en el restaurante es la misma que en ese entonces la impulsó a completar esos conocimientos buscando involucrándose más  con la cultura. Viajó por Tailandia; conoció su gente, sus costumbres, gran parte de sus tesoros culinarios y nos confesó que de lo que más le enamoró fue su historia, específicamente las tradiciones milenarias al momento de comer.

nori sushi quito

Su personalidad generosa, le impidió guardarse sus experiencias para sí misma y decidió compartirlas como mejor lo sabe hacer: cocinando. A ella se unió su hermana Catalina y su sobrina Martina. De lunes a sábados ellas atienden personalmente a su clientela. “Esa es una de nuestras fortalezas, todas sabemos de todo y nos involucramos en todos los procesos. Sabemos que nuestros clientes son de paladar exigente, pero no prepotentes. Los atendemos de manera amigable y siempre con cariño”. Algo que no solo se siente al entrar al este restaurante, sino que también en cada bocado de comida.

Los ingredientes que utilizan tienen el sabor de Tailandia. El curry  al contrario de lo que todos piensan no viene de la India, pues este tiene un gusto diferente al Thai, por lo que lo traen directamente de este país al igual que la salsa de pescado o las hojas de flor de loto que utilizan para la presentación de sus platos y decoración del local.

nori sushi quito

Con esas paredes blancas que inspiran paz y sus hojas decorando el sitio da la sensación de estar en un parque zen urbano. Cada detalle cuenta, los platos son servidos en fuentes largas que permiten navegar en una marea de sabores mientras se puede observar muñecas y máscaras tradicionales que desde distintas perspectivas invitan a continuar el viaje de probar nuevas experiencias y emociones. Les invitamos a tomar este ticket a la versión de Tailandia de Paulina Rojas y su familia.

El Thai Nori se encuentra en la Gonzales Suarez frente al colegio la inmaculada y atiende de lunes a sábado.

Por More Cardona Fotos Laureen Gazio