Hemos enviado la contraseña a su correo electrónico.

Mientras el mes de enero avanza hay resoluciones que continúan rondando y dando forma a lo que quisiéramos que sea este 2018. En mi caso, una de ellas ha sido cuestionarme mucho más sobre las cosas que consumo. Tanto por sentirme tranquila de que mi decisión no afectó a nadie detrás del producto que adquiero como por sentirme aliviada del uso y desecho que se le puede dar a ese producto.

Entre esas cosas me he cuestionado sobre la cantidad de desecho que genero y qué es lo que puedo hacer para reducirlo; conociendo que Quito se encuentra en el top 8 de ciudades con más contaminación de plástico en el agua… así llegue a Victoria Chiriboga, creadora del blog Upcycle Mind (link).

 

Ella está graduada en ecología en Estados Unidos y se ha desenvuelto en algunos campos incluyendo redacción en revistas de turismo. Sin embargo nada la entusiasmó tanto como ver uno de esos videos que se nos cruzan normalmente en Facebook; en su caso fue uno contando la historia de una persona que vivía con el basurero del tamaño de un vaso. “Eso me rayó la cabeza” -dice-. Desde entonces se ha enfocado en cambiar su estilo de vida para generar cero basura; y poder brindar una guía a las personas que quieran hacerlo también.
Los primeros seis meses desde que tomó su decisión, fueron una clase de prueba en la que comenzó por realizar sus propios productos como pasta de dientes y desodorante. Lo documento y así ha ido creando el contenido de su página.

Han pasado casi dos años desde entonces y se encuentra cada vez más enfocada en crear nuevos espacios que le permitan compartir el estilo de vida que ha decidido llevar, además de concientizar sobre las rutinas que hemos adquirido y normalizado socialmente. “La gente no quiere hablar de basura, no es algo atractivo para nadie. Solo nos hemos acostumbrado a las supuestas facilidades que nos dan sin cuestionarnos nada”. Es por esto que en su blog y redes sociales ha creado un espacio para compartir y alertar de estas problemáticas además de brindar tips  para generar un mejor consumo; “al final te das cuenta que es algo que en realidad te simplifica la vida, al contrario de lo que muchos piensan”.

Ella brinda una guía muy cercana en que busca facilitar estos pasos. En la que decisiones pequeñas puedan hacer cambios grandes. Por eso brinda cursos de cómo hacer tu propio desodorante o pasta de dientes; dos de los elementos más contaminantes, tanto en su producción como en su desecho, que usamos en nuestra rutina diaria y son muchas veces irrelevantes. También cuenta con una guía de lugares donde poder comprar sin la necesidad de bolsas y/o envases plásticos. “Hay que liberarse del estigma que made in Ecuador, no es bueno” es uno de sus retos principales ya que consumir local es algo que más allá de aportar a la economía local facilita el proceso de generar menos desechos y el motivo por el cual este año busca relacionarse con varios proyectos locales que compartan el mismo compromiso de generar cero desechos.

Hoy por hoy, su consumo ha cambiado radicalmente, su basurero  es un pequeño frasco de vidrio que se encuentra en la mesa de su sala. Lo tiene desde octubre del 2016 y es un símbolo de los logros que ha alcanzado en su determinación por llevar una vida mucho más equilibrada y consciente. Esta es solo una muestra de lo que pequeños pasos pueden alcanzar y un ejemplo de perseverancia para todas las personas que la siguen, que como yo no podemos evitar sentir una gran admiración y ganas por dar un verdadero sentido a las cosas que nos rodean.

TIPS PARA COMENZAR

Aproveché la visita a Vicky y las ganas de nuevas resoluciones para pedirle tips cruciales para comenzar a generar cambios importantes, aquí les dejo algunos de ellos.
-Cosas sencillas de eliminar y cruciales para el medio ambiente: pedir bebidas sin sorbete y utilizar botellas desechables
-Revisar la basura común para comprender qué es lo que estamos consumiendo innecesariamente y que genera demasiado desperdicio. Es decir llevar un track de nuestros desechos.
-Llevar un par de cubiertos en la cartera. En caso de que pares a comer en un patio de comidas esto representa un par de cubiertos menos a las basura. (Eso es mucho si se piensa en un año entero)
-Ir con calma. Generar cambios fuertes no pasa de la noche a la mañana. Es un compromiso que se construye de ha poco.