Hemos enviado la contraseña a su correo electrónico.

Una nueva vuelta al sol comenzó y con eso las metas y planes para el 2017. Pero antes de eso di una mirada al año pasado, en donde llegue a la conclusión evidente de que: ¨no hay más ciego que aquel que no quiere ver¨.

14

Con esto me refiero al hecho de cómo hace varias décadas nuestro planeta Tierra está siendo víctima de un deterioro acelerado como consecuencia de nuestros hábitos de consumo, no sólo por la extracción abrumadora de los restos fósiles si no todas las aplicaciones del mismo.

 

24

Estar consiente de esto es parte de verme y sentirme como un ser terrícola, ciudadana del mundo y sentir un loco amor por mi planeta. Lo amo con conciencia. aquí nací, y aquí vivo. Por esto me es importante concientizar sobre los productos que nos brinda la tierra, no desperdiciarlos, ni matarlos, con pesticidas, ni químicos que producen enfermedades a largo plazo.

4

Existe una carencia de conciencia sobre el tema. Y con esto no me refiero únicamente a comer sano, y entender la diferencia entre proteína, carbohidratos, etc; pero sí me refiero a entender y asimilar que es el planeta Tierra quien permite que todo nazca, crezca, se reproduzca y muera. Creo que debemos comprender que es este mismo planeta el que se está deteriorando. Entonces me pregunto ¿qué podemos hacer para cambiarlo?

 

9

Para poder cambiar algo primero debemos entender en qué estamos fallando. Claramente concientizar sobre el calentamiento global, es bastante sencillo, no sólo porque nos encontramos familiarizados con el termino, entendemos la controversia que existe respecto a esto y la falta de interés de naciones enteras. Pero así mismo tenemos la suerte de vivir en un país con la mayor biodiversidad del planeta, en tan solo pocos kilómetros de selva amazónica, existen más animales que en todo el continente americano. Nuestro país provee de la mejor calidad de aire y de plantas; la riqueza del suelo nos permite que germinen las semillas de manera abundante y saludable para nuestro cuerpo y sin agentes externos al ciclo de vida natural.

 

2

Es así que me he interesado por temas como la permacultura. Su misma palabra es una contracción de los términos agricultura y permanente; surgió como una respuesta a la concientización global sobre la degradación de nuestro planeta. La gente se está enfrentando a la realidad de que los avances que trajo la revolución industrial y la promesa de una “mejor calidad de vida a través de la química” en los años 50, venía atada a un precio muy alto que la naturaleza habría de pagar. Como dijo Gandhi ¨La Tierra proporciona lo suficiente para satisfacer las necesidades de cada hombre, pero no la codicia de cada hombre¨.

8

La permacultura está basada en tres principios éticos, el cuidado de la tierra, el cuidado de la gente y la repartición justa del exceso de cosechas. Con incorporar la permacultura en un sistema, no solamente se recuperará de manera más eficiente, si no que dejará recursos extras para suplir necesidades humanas.

3

Con esto espero dejar una pequeña semilla en las personas que leen esto; una que se pueda compartir y regar por todas partes. Una semilla de conciencia que se regala a seres queridos y amigos, una semilla que enriquece no en dinero pero sí en espíritu. Así como fue mi experiencia al visitar el huerto de Caro Herrera, una permacultura de varios años de experiencia a quien agradezco profundamente por compartir su conocimiento, ganas y amor por la tierra. Ya que su conciencia individual, permitió que yo entendiera la delgada línea en la que nos encontramos.

 

27

Ahora, sé que puedo responder esa pregunta que tanto nos repetimos a inicios de año. Mi meta para el 2017 es cuidar el planeta que tanto amo donde nací y vivo.

17

 


 

NUEVAMENTE, nos gustaría agradecer a Carolina Herrera por abrirnos las puertas de su huerto en el que se encuentra trabajando por varios años. Por permitirnos comprender el trabajo que realiza y por dejarnos adentrar en su mundo. Tanto de permacultura así como el de su visión de nuestra estadía en este planeta. Salimos renovadas, amando cada centímetro de nuestra tierra y con un amor profundo por lo que nos rodea.
Gracias Caro.

16